Estoy aquí para ti

Consentimiento

Sesiones De Coaching Emocional

Las emociones están presentes en nuestra vida de tal modo que condicionan nuestra forma de actuar o de decidir. Se estima que existen unas siete emociones universales: alegría, tristeza, sorpresa, miedo, ira, disgusto y desprecio, aunque esto no significa que el ser humano solo pueda mostrar estas siete, nada más lejos de la realidad, se conoce que las personas podemos llegar a sentir emociones mucho más complejas.

Las emociones siempre vienen a contarnos algo sobre nosotros mismos
Teniendo en cuenta la influencia tan poderosa que tienen las emociones en la vida de cualquier persona, el Coaching Emocional surge como respuesta a la necesidad de desarrollar la Inteligencia emocional del ser humano. El objetivo: entenderlas, gestionarlas y manejarlas para mejorar nuestra salud y calidad de vida. Además, si aprendemos a reconocerlas desde un estado de serenidad y humildad interior, descubriremos que son valiosos mapas al servicio de nuestro autoconocimiento y desarrollo personal.

Menudo espectáculo
A todos nos ha “secuestrado” alguna vez una emoción intensa, hasta el punto de perder el control, la coherencia y la compostura, volviéndonos del todo irracionales. Puede que, incluso, le hayamos dado la espalda, momentáneamente, a nuestros valores más férreos. Esta situación en la que la emoción toma el mando de la situación, nos acaba convirtiendo en víctimas de una suma de reacciones psicológicas y fisiológicas; comenzamos a segregar hormonas –para huir o luchar–, se nos acelera el pulso, se reduce nuestro campo visual, se altera la circulación y por supuesto, el pensamiento. Vamos, todo un espectáculo biológico y comportamental.

Y a quién no, el miedo se le ha instalado alguna vez en la mente, como si de un virus troyano se tratase, y ha bloqueado el avance de ciertas situaciones, volviendo cobarde hasta al más valiente. Ante este panorama emocional, se comienzan a activar una serie de autocreencias destructivas y autoindulgentes que promueven el “quédate donde estás” como escudo protector ante posibles, temidos e infundados daños.

Ha venido a contarte algo, sírvele un café
Y si hablamos de esa tristeza que se acomoda en nuestro cuerpo y nuestra mente como en un sofá con manta una tarde de domingo, para qué te cuento. En ocasiones, parece imposible deshacerse de ella y para colmo, ni siquiera sabemos a qué ha venido o cómo ha llegado, si se suponía que tu vida era “perfecta”, ¿verdad? A través de mi experiencia, he encontrado la fórmula mágica para lidiar con ella y no, no es echarla a empujones a base de salir de fiesta, comprarte 3 pares de zapatos o jugar 5 veces en semana al pádel, porque todo eso ya vendrá después –te lo aseguro-. La clave está en hacerla tu cómplice, servirle un café, sentarte junto a ella en ese sofá y escuchar lo que ha venido a contarte.

Tengo preparado un

PROCESO ESTRUCTURADO, ASEQUIBLE, REALISTA Y AMABLE.

Una fórmula con la que haremos magia:
Devolveremos el brillo a tus ojos.

protocolo de

actuación del proceso

1. ¿Qué te preocupa?

Nos ocuparemos

La preocupación, a veces, es un regalo envuelto en papel de camuflaje

Tiempo requerido aproximado: ? 1/2 sesiones

2. ¿Quién eres realmente?

Reconócete en el espejo

Te miras cada día, es importante que sepas al detalle quién hay por ahí dentro.

Tiempo requerido aproximado: ? 2 sesiones

3. ¿Qué quieres?

Afinemos la puntería

Las preguntas adecuadas harán que des en el centro de la diana.

Tiempo requerido aproximado: ? 2 sesiones

4. Necesitas un plan

Diseñemos

Con coherencia pero sin olvidar la alegría. Un proyecto realista y alcanzable.

Tiempo requerido aproximado: ? 1/2 sesiones

5. Escalando hacia la cima

Te guío

Tener un sherpa que te acompañe en la travesía, clave para alcanzar con éxito la cumbre.

Tiempo requerido aproximado: ? Mínimo 2/3 sesiones hasta que consideres

Aprender a reconocer las emociones

A veces, a todas estas emociones solo les hace falta una cosa: Re-co-no-ci-mien-to. Y no hablo del tipo de reconocimiento que impone medallas o da palmaditas en la espalda. Me refiero a mirarlas de frente, a los ojos, quitarles el envoltorio y hacerles unas cuantas preguntas para descubrir qué intentan mostrarnos realmente.

En Amagi Coaching de Vida sabemos bien cómo trabajar junto a ti para que puedas gestionar tus propias reacciones emocionales. Hay que aprender a tratarlas de manera diferente: a algunas, tienes que darles rienda suelta y aprovechar el potencial que te brindan, a otras, es preferible contenerlas dentro de unos límites y que no “manejen el cotarro” a su antojo.

El autoconocimiento personal pasa por tener una inteligencia emocional bien desarrollada que nos permita identificar en cada momento lo que estamos sintiendo, por qué y para qué.

Un proceso de Coaching Emocional puede acompañarte en la bonita aventura de:

• Aprender a identificar y gestionar tus emociones y conocerte más profundamente.
• Desbloquearte ante situaciones que te produces estrés o miedo.
• Entender lo que quiere mostrarte esa tristeza que te acompaña desde hace tiempo, descomponerla en trocitos más pequeños para digerirla y reconvertirla en una pieza clave de tu proceso de cambio.
• Gestionar la ansiedad ante lo desconocido y aprender a calmarte y relajarte.
• Entrenar nuevas formas de reaccionar cuando tus emociones limitantes entran en escena.
• Descubrir cómo equilibrarte y recomponerte tras un secuestro emocional, sin caer en la trampa del victimismo o el juicio negativo.
• Potenciar tus emociones “positivas” como trampolín hacia tus objetivos y como un medio para obtener paz interior.
• Amplificar el sonido interior de las creencias positivas que has formado sobre ti.

Una Inteligencia Emocional bien desarrollada es clave para el éxito.

objetivo-avanzar Avanzarás hacia lo que quieres

...con seguridad pero sin dejar de lado otras cosas importantes. Yo me encargo.

Tu propio tempo marcará el ritmo adecuado

...honrarás tus valores, ordenarás tu interior y mejorarás en confianza.

Haré que disfrutes del camino

...es la mejor forma de llegar a la meta enriquecido y cuerdo.

QUIERO HACERME CÓMPLICE
de tu búsqueda y esfuerzo.

Atrévete a experimentar el coaching

UNA SESIÓN DE DESCUBRIMIENTO GRATIS

Adelante